Su salud

Para algunas personas, la marihuana es una forma de tratar o controlar un padecimiento de salud o enfermedad. Pero, al igual que cualquier tratamiento, puede tener efectos dañinos.

 

¿Cuáles son los efectos?

Ya sea que se fume, coma, vapee o ingiera por extracción (dabbing), la marihuana puede afectar su salud. Aunque sabemos que los adultos deciden usar marihuana por motivos positivos, queremos compartir algunos de los efectos que no son tan buenos. Estos efectos se pueden intensificar con el uso crónico y persistente.

Posibles efectos en la salud

Memoria

Estudios muestran que el uso excesivo de la marihuana puede afectar la memoria. Esos efectos pueden continuar durante semanas después de dejar de consumirla. Así que recuerde que, mientras más la consuma, mayor será el riesgo.

Obtenga más información sobre cómo la marihuana puede afectar la memoria en el Instituto de Abuso de Alcohol y Drogas de la Universidad de Washington.

Estado de ánimo y salud mental

Dado que interactúa con las sustancias químicas del cerebro, el uso regular de la marihuana puede causar depresión, ansiedad o paranoia. También puede ocasionar falta de motivación y pérdida del interés por las actividades que se estén realizando.

Dependencia y adicción

La marihuana es una sustancia adictiva, y puede ser difícil dejar de consumirla. Los usuarios que la consumen en exceso pueden experimentar síntomas de abstinencia de la marihuana como irritabilidad, ansiedad o somnolencia.

Si necesita ayuda para dejar de usarla, llame a la Línea de Ayuda de Recuperación de Washington al (866) 789-1511.

Efectos secundarios

Si bien la marihuana puede ser natural, no es inofensiva. El exceso de marihuana puede causar efectos secundarios como deterioro del juicio y la coordinación, ataques de pánico, alucinaciones, paranoia y episodios psicóticos.

Síndrome de hiperémesis cannabinoide (SHC)

Los usuarios crónicos o persistentes de la marihuana pueden correr el riesgo de sufrir el síndrome de hiperémesis cannabinoide (SHC). SHC es una enfermedad que causa vómitos recurrentes. Los baños calientes frecuentes pueden beneficiar a personas que experimentan SHC. Pero los investigadores han determinado que el SHC tiende a continuar hasta que las personas se abstienen completamente de la marihuana.

¿Qué ocurre si se mezcla con otras sustancias?

Aunque la gente combina el alcohol y el tabaco con la marihuana, los investigadores todavía están intentando entender cómo la mezcla de sustancias puede afectar la mente y el cuerpo.

Lo que sabemos

Mezclar marihuana con alcohol — conocido como crossfading — puede aumentar tanto los riesgos como los efectos secundarios. Nos referimos a síntomas como náuseas, vómitos, ataques de pánico, aumento de la ansiedad y paranoia.

Si usted consume demasiado alcohol y marihuana al mismo tiempo, quizás tenga menos control de sí mismo y esté menos consciente de sus alrededores. Esto puede afectar negativamente las decisiones que tome.

¿Desea más información? Consulte el Instituto de Abuso de Alcohol y Drogas de la Universidad de Washington.

Mezcla de alcohol y marihuana >
Mezcla de tabaco y marihuana >

¿Qué ocurre al manejar después de consumirlo?

Manejar bajo la influencia de la marihuana es ilegal. También lo es llevarla al descubierto en su auto. Por eso es mejor conservar la marihuana en su envase original cerrado y fuera del alcance, como en la cajuela o portaequipajes. Esto también se aplica a los pasajeros. Cuando esté en el auto, pero no manejando, recuerde que es ilegal llevar marihuana fuera del envase original cerrado o consumirlo en el asiento del pasajero.

Elija una alternativa segura

Manejar un auto bajo los efectos de la marihuana no solo es ilegal, es peligroso. Incluso si siente que la marihuana le hace manejar mejor, los datos indican que manejar bajo la influencia de la marihuana aumenta el riesgo de tener accidentes. Así que, por la seguridad de los demás, es importante que encuentre un conductor designado, que llame a un taxi o use un servicio para compartir el transporte.

Y no estamos solos en esto. Los estudios indican que consumir marihuana puede afectar su juicio, coordinación y tiempo de reacción, aunque solo haya consumido “un poco”.

Manejar bajo la influencia podría ocasionar colisiones dañinos y posiblemente mortales, lo que le generaría sanciones legales importantes.

105 accidentes automovilísticos fatales en el estado de Washington involucraron a un conductor que resultó positivo al uso de marihuana: un aumento respecto a los 91 accidentes mortales ocurridos en el estado de Washington durante el año anterior.

Ese riesgo puede aumentar cuando se mezclan la marihuana y el alcohol. El alcohol y la marihuana forman la combinación más común de drogas presente en conductores involucrados en accidentes automovilísticos fatales. Si elige una alternativa de transporte más segura, podrá mantenerse a salvo mientras protege también a las demás personas en las calles.

Aprenda más acerca de manejar bajo la influencia de la marihuana del Consejo para el Control de Bebidas Alcohólicas y Marihuana del Estado de Washington.